ActuaciónLa treintena de alumnos ofrecieron un recital de música, baile y cuentos cantados

HUESCA.- Nervios, emoción, risas y aplausos, muchos aplausos. Ese fue el resumen de la tarde de ayer en el auditorio del Centro Cívico Santiago Escartín de Huesca, donde los alumnos de música de la Asociación Down ofrecieron un concierto fin de curso.

Familiares y amigos abarrotaron las butacas del teatro para presenciar el recital, que se inició con los alumnos del grupo de adultos, que uno a uno subieron al escenario llamados por el monitor y se colocaron frente a sus instrumentos. Tocaron el xilófono e interpretaron canciones, algunas de ellas acompañadas al piano por la profesora Cristina Pérez. Les siguió el grupo de los más pequeños, con niños a partir de siete años. Los aplausos después de cada pieza eran calurosos y los "flashes" de las cámaras de fotos durante la interpretación continuos. Los más jóvenes interpretaron a viva voz un cuento cantado que deleitó al público. El colofón de la muestra la pusieron los alumnos adolescentes a dúos de xilófono y piano secundados por una percusión. Para finalizar, bailaron una polka musicada al son de las palmas del público.

"La tarde ha ido muy bien, ha habido algún fallo porque se ponen muy nerviosos, pero el balance ha sido muy positivo. El hecho de estar de cara a un público, les impresiona mucho, aunque la mayoría de ellos sean conocidos. Además alguno de los alumnos sufre de vértigo, por ejemplo, así que ha sido un gran esfuerzo para ellos y hay que valorarlo", explicó la profesora Pérez. Pese a las dificultades, demostraron que les encanta tocar música. "Disfrutan mucho sobre el escenario, se lo pasan en grande y el público lo ha notado, que no ha parado de aplaudir".

Tan solo dos alumnos de todo el grupo que participó en la muestra de ayer faltó, lo que demuestra el grado de implicación que profesan. Por delante les quedan los campamentos de verano, que comienzan en julio, y en septiembre vuelta a las clases de música, a las que acuden un día por semana. La siguiente gran cita será en noviembre, con el encuentro nacional de familias, para el que tienen preparado un repertorio similar al de ayer reservado para entonces.

Además de Huesca, estas muestras se extienden al resto de sedes que la asociación tiene en la provincia. Hoy será el turno de los alumnos de Monzón, mañana de los de Barbastro y el lunes de la semana que viene de los de Sabiñánigo. En total son más de setenta los alumnos en toda la provincia.

Desde hace once años la asociación organiza estos cursos de música con conciertos final de curso en los que muestran todo lo aprendido durante el año. En el recital de ayer interpretaron piezas adaptadas para ellos de música clásica, infantil, folk e inventada, una forma de estimularles en todos los sentidos, crear relaciones interpersonales y de comunicarse por medio de la música.

Fuente: Diario del Altoaragón. 13/06/2012

CARTELES COVID-19

Antes de entrar medimos tu temperatura
 

Recibe nuestro boletín informativo

Suscribete

Recibirá un correo
para confirmar la suscripción

¿Sabías que...?

Diapositiva7
 

¿Sabías qué...? ESPECIAL Productos recetario de Texturizados

48
 

Bandidos de la Hoya

Bandidos de la Hoya
 

Display

Display
 
HUESCA MAS INCLUSIVA
 

Igualdá

Igual Dá
 
logo pyrhequal
 

juego de estrategia tridimensional nextbol

Tienda artanima