Los aragoneses sufren esta enfermedad más que la media de los españoles con una prevalencia del 5 por ciento frente a un 4,6. La asociación, que operaba hasta ahora solo en Zaragoza, se ha integrado en Cadis y presta sus servicios en el Hotel de las

La prevalencia de la depresión en Aragón es de un 5 %, un porcentaje ligeramente superior a la media de las Comunidades Autónomas. En España, 2,5 millones de personas están padeciendo ahora mismo esta enfermedad (4,6 %) y se estima que en torno al 15 % del conjunto de la ciudadanía sufrirá en algún momento de su vida un episodio grave.

HUESCA.- En este cómputo se incluye también el trastorno de ansiedad, que muchas veces puede aparecer asociado a aquella patología.

Para ayudar a las personas afectadas a hacer frente a estos problemas se creó la Asociación de trastornos depresivos de Aragón (Afda) con base en Zaragoza y recientemente ha abierto también una sede en Huesca. La entidad, reconocida de utilidad pública, se dedica al tratamiento psicoterapéutico de la ansiedad, estrés, depresión y momentos adaptativos complicados como lo es el duelo. Su cometido es "trabajar para mejorar el bienestar y la salud anímica y emocional de las personas, bajo los valores de accesibilidad, asequibilidad, apoyo mutuo y cooperación, con la filosofía de aportar tratamientos especializados accesibles económicamente para la ciudadanía", explican fuentes de la entidad.

Para ello, cuentan con dos centros de servicios sanitarios integrados y uno de formación reconocido por el Gobierno de Aragón, uno en Huesca bajo el paraguas de Cadis y dos, en Zaragoza. Afda está integrada en Aragón por más de 900 asociados, y su equipo técnico y clínico se compone de 15 psicólogos sanitarios, un psiquiatra, una neuropsicóloga, una médica comunitaria, tres farmacéuticos y dos trabajadores sociales.

El coordinador de atenciones psicológicas de la Asociación en Huesca, el oscense Francisco Vinués, explica que la asociación lleva solo unos meses trabajando en Huesca y todavía se está asentando. Comenta que, además de situarse Aragón por encima de la media española en cuanto a casos de depresión, la cifra de casos en el conjunto de España sigue aumentando. "La OMS apunta que es ya una de las principales causas de incapacidad en el mundo y para 2030 será la primera", subraya.

El especialista asegura que está demostrado que el estilo de vida puede ser un factor de riesgo, aunque no es el único. "Tampoco se nos enseña desde pequeños a gestionar las emociones y, además, la persona no tiene recursos para afrontarla cuando aparece, no es capaz de pedir ayuda porque no sabe muy bien qué es lo que le está pasando", indica.

Francisco Vinués considera que con la proliferación de casos, la depresión "cada vez está menos estigmatizada", pero a pesar de ello sigue siendo una enfermedad que se suele esconder mucho, porque las personas se sienten juzgadas e incomprendidas. "Por eso fomentamos mucho el aspecto grupal, para que los pacientes se sientan apoyados en esos momentos de desesperanza", subraya.

SERVICIOS EN HUESCA

De momento, Afda cuenta en Huesca con un psicólogo que presta servicios individuales, pero el objetivo es ofrecer la misma cartera que en la capital aragonesa. "Es una asociación formada por personas y familiares de personas con depresión y queremos que tenga ese componente de colaboración y apoyo mutuo que hay en Zaragoza -explica-. Allí se desarrollan bastantes actividades destinadas a la prevención y a la promoción de la salud, y terapias de grupo. La idea es empezar poco a poco".

Afda, ubicada en el Hotel de Asociaciones del edificio de Bantierra, contará inicialmente con tres profesionales. En breve, va a poner en marcha un grupo de terapia y otro complementario de mindfulness, "que da muy buen resultado". Además, en función de la demanda se iniciará también un grupo con familiares. "No solo la persona que tiene depresión y ansiedad se encuentra perdida, sino también los propios familiares que no saben cómo ayudarle, no saben qué hacer ni decir -observa-. Ese espacio permite a los familiares ayudarse mutuamente y también les damos pautas y estrategias para que sepan cómo deben tratar a esas personas cercanas que tienen depresión".
Fuente: Diario del Altoaragon

Agenda