Casi 18.000 visitantes conocieron un recorrido histórico por los hitos del viaje realizado en 1937. Casi 5.000 personas pasaron por la muestra fotográfica de Víctor Ibáñez en el Centro Manuel Benito

La exposición Orwell toma café en Huesca fue, con diferencia, la más visitada del año pasado en Huesca. Casi 18.000 personas se acercaron a un recorrido por la historia reciente siguiendo los hitos del viaje que Orwell realizó en 1937 por tierras españolas. Organizada por la Diputación Provincial y el Gobierno de Aragón, con la colaboración del Ayuntamiento de Huesca, la muestra recuperó objetos de colecciones particulares e instituciones y resultó ser la más exitosa de los últimos años en la ciudad.

HUESCA.- La Diputación Provincial acogió el año pasado seis muestras en sus salas. Casi 2.500 visitantes interesaron por Revisiones: álbumes, promesas y memorias. Visiona, abierta desde noviembre de 2016 hasta el pasado 26 de febrero. Brosmind. Working with a brother, retrospectiva sobre Juan y Alejandro Mingarro, atrajo a 4.218 entre el 17 de marzo y el 14 de mayo, y casi dos mil personas conocieron en junio y julio el proyecto Develop de David Rodríguez Gimeno. Tras el verano llegó La piel del discurso médico, que entre el 8 de septiembre y el 22 de octubre recibió 1.387 visitantes. Robar la palabra, organizada por el Ayuntamiento de Huesca dentro de Periferias, fue vista por 811 personas, a los que se suman las 3.600 que se han acercado hasta ahora a la exposición Marcelino, el príncipe de los payasos. Esta última permanece abierta hasta el próximo 25 de febrero. Además de estas seis muestras, desde la institución se han producido la ya citada Orwell toma café en Huesca, la muestra de Cantorales que puede verse en el Museo Diocesano y Hace color en La Habana, que pudo verse el pasado verano en Sallent de Gállego dentro del festival Pirineos Sur. Entre las nueve producciones se calculan casi cuarenta mil espectadores.
El Museo Diocesano de Huesca registró el año pasado un total de 36.038 visitantes, un aumento más que apreciable respecto a 2016, en el que pasaron por sus salas unas 32.600 personas. El incremento se sustanció especialmente durante el mes de septiembre y también en agosto fue remarcable. El grueso de esta cifra la integran los visitantes de la exposición permanente, abierta durante todo el año excepto en febrero. Agosto fue el mes que congregó a más público, con 5.650 personas, seguido de septiembre, donde los visitantes rondaron los 5.000. Siguieron mayo y julio, con 4.344 y 4.235 respectivamente. Enero fue el mes más tranquilo, con menos de mil visitas a las salas.
Hay que destacar además que las jornadas de puertas abiertas en el salón del Tanto Monta concitaron la atención de 1.260 personas a finales del mes de noviembre. La muestra temporal de Cantorales, abierta desde el pasado 20 de diciembre, suma ya 420 visitas..
Por otro lado, durante los meses de julio, agosto y septiembre acudieron 750 espectadores a las nueve visitas teatralizadas del festival Huesca es leyenda, tituladas este año Los constructores de catedrales. Los talleres didácticos organizados desde el museo reunieron a 350 niños.
TREINTA Y DOS MUESTRAS EN EL MANUEL BENITO
El Centro Cultural Manuel Benito Moliner contabilizó un total de 31.232 visitas en las 32 muestras programadas en sus tres salas. La más visitada, con diferencia, fue la exposición fotográfica ¡Qué noches las de aquellos años. San Lorenzos 1978-1996! de Víctor Ibáñez, que pudo verse entre el 7 de julio y el 31 de agosto en la sala 1 de este espacio, al que se acercaron casi cinco mil personas. El "tirón" popular del tema y la duración de la muestra, que estuvo casi dos meses en la sala, contribuyeron a este buen resultado.
Las propuestas de Antonio Santos y Helena Santolaya, dentro del programa de Periferias, sumaron casi dos mil visitas con 1.020 y 776, respectivamente. Entre las 15.678 visitas contabilizadas en las diez muestras ofertadas en la sala 1, destaca la propuesta artística Micro, que este año llegó a su edición final y registró 1.864 visitas durante el pasado mes de mayo. Interés generaron también las muestras de Antonio Campo, con 1.480 visitantes, Ana Palacios, con 1.355 y Huescómic, que recibió 1.333 visitantes. En la sala expusieron también María Betrán, el arte africano de Hierro, fuego y forma, Jean-Luc Vertut y Eva Carracedo.
La sala 2 del centro cultural acogió un total de catorce muestras, por las que pasaron 9.270 visitantes. La que más interés de público generó fue La memoria de los árboles, con un total de 1.770 visitantes. El proyecto sobre Rafael Ayerbe Santolaria recibió a 885, mientras que Moñacas y Chuegos y Invisibles2, de Esther Naval superaron también los 800 espectadores, cifra que también rondaron las propuestas de Chema Agustín y Helena Santolaya. Por la sala pasaron además una selección de carteles de Carnaval, Ferrer&Mayor, Sergio Aragón, carteles del Festival de Cine de Huesca y de San Lorenzo, una exposición sobre Nuestra Señora de Salas y la muestra ¡Memoria viva! Cerró el año Begoña Sopena con Abecedario poético sobre el eje XY.
Y más de seis mil personas acudieron a las muestras de la sala 4 del centro, ubicada en una nave anexa a la que se accede por una entrada independiente. El mundo de las hueveras despertó el interés de 1.646 visitantes, y 1.182 acudieron al proyecto poético y fotográfico Tedeum, de Adrián Ropero. Pilar Día y el XIX concurso fotográfico Cadis Huesca rondaron también los 800 espectadores. También expusieron en la sala Javi Hernández, la Escuela Infantil Las Pajaritas, Caravanas de Acogida y la muestra colectiva Rutarte 2017.
GRAN INCREMENTO EN EL MUSEO DE HUESCA
En el año 2017 el Museo de Huesca recibió un total de 44.555 visitantes, una subida bastante pronunciada en relación con el año anterior, en el que hubo un total de 35.521. El mes con mayor afluencia fue abril, con un total de 5.523 visitantes. El año pasado se programaron cuatro exposiciones temporales: tres de ellas sobre artistas aragoneses contemporáneos y una de carácter histórico. La leyenda en el imaginario permaneció abierta del l 2 de diciembre al 22 de enero de 2017 en la Sala de la Campana y Sala de Doña Petronila. Orwell toma café en Huesca se pudo visitar del 17 de febrero al 27 de junio en el Salón del Trono y Sala de la Campana. También se pudo admirar Concha Monrás y Ramón Acín. Una historia de amor y compromiso, del 8 de marzo al 8 de mayo. La última muestra temporal fue Sed Fugit. José Miguel Abril. La obra del artista alcañizano permaneció expuesta del 20 de julio al 24 de septiembre.
VOCACIÓN DIDÁCTICA Y DE COLABORACIÓN
El Centro de Arte y Naturaleza de Huesca (CDAN) presentó el pasado año un total de 25 proyectos expositivos con artistas nacionales e internacionales, que se suman a su trabajo de actividades educativas, programas públicos y colaboraciones con otras entidades. El mes de enero comenzó con varias muestras inauguradas en el último trimestre del año anterior: Index Beulas, clausurada el 12 de marzo, el Colectivo de Acciones de Arte, C.A.D.A., Yervant Gianikian y Angela Ricci Lucchi, y Virginia Villaplana con el proyecto Amazonia, Mundo paraíso perdido, estas últimas abiertas hasta el 26 de febrero.
El 23 de marzo se inauguraron varias muestras pertenecientes al proyecto Primavera 2017: Archivo naturaleza, bajo los títulos Archivo y naturaleza, Index Natura, Donación 6 Beulas, Bleda y Rosa, Apichatpong Weerasethakul y C.A.S.I.T.A.. que se pudieron visitar hasta el 4 y el 18 de junio. Durante el verano la oferta incluyó cinco proyectos que se pudieron visitar hasta el 24 de septiembre, bajo los títulos El borde de una herida, Mar Negro, de Carlos Aires, Memoria de sueños, de Ricardo Calero, Yo no quiero ver más a mis vecinos, de Carlos Garaicoa, y Total por una valla más de Rogelio López Cuenca. Desde el 2 de noviembre hasta el próximo 4 de enero, permanecen abiertas las muestras que configuran Caminar, pensar, derivar: Exposición vigilada de Ángel Borrego, Marina Abramovíc, Boat emptying, stream entering, Viaje de novios de Javier Codesal y Roadworks de Mona Hatoum.
Más allá de las cifras de visitantes, el director del CDAN, Juan Guardiola, incide en el importante trabajo didáctico de este espacio y su voluntad de colaboración con diferentes colectivos de la ciudad, que continuará durante el año 2018.
El centro contabilizó el año pasado un total de 1.739 visitas, atendiendo únicamente a las entradas vendidas en taquilla. A esta cifra hay que sumar los 722 escolares que participaron en los 17 talleres y el público que acudió a las inauguraciones y otras actividades programadas, como proyecciones de cine y presentaciones. Se estima que la cifra final rondaría las 3.000 personas. Destaca el mes de noviembre, con 248 visitas, como el más numeroso, seguido de marzo con 197 y septiembre con 187 personas. Agosto y enero fueron los meses con menos entradas vendidas.
Fuente: Diario del Altoaragon 6/01/2017

Agenda

Octubre
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31 1 2 3 4

Próximos eventos